El sábado 26 de octubre de 2019, en el Colegio Mayor de Salamanca, IRENE y MARIA JOSÉ, en una emotiva celebración, hicieron el paso a la tercera etapa de AMAM.

En ella recibieron distintos símbolos y mediaciones como los Estatutos, que serán objeto de estudio y reflexión que las llevará, paso a paso, hacia el compromiso de un vivir como Hermanas laicas Asociadas en la Congregación. Unidas a tantas y tantos otros hermanos en los diversos países donde el Carisma de María Ana se ha implantado.

La ceremonia de la celebración fue presidida por la Animadora de la Asociación de España, Ana María Toribio y la Hermana Toñi Caballero, Asesora de AMAM España. Contamos con la presencia de la Comunidad, de personas vinculadas al Colegio y de Elena, hija de María José.

La Alegría y emoción han sido las notas de nuestra celebración, conscientes de vivir la invitación del Papa Francisco:

HACER COMUNIDAD ES VIVIR LA FRATERNIDAD

Y eso fue para ayer, es para hoy y lo será para mañana.

Gracias a AMAM que nos abre ya grandes las puertas.

Gracias a la Congregación de FMMDP

Gracias a todos

Galería de FOTOS

Y el domingo 27 de Octubre, en la Casa Madre y en el Oratorio Mariano presidido por la Divina Pastora y donde descansan los restos de nuestra Fundadora, la Beata María Ana Mogas, el grupo “Seguidoras de María Ana”, celebramos el paso a la tercera etapa de formación, hacia la “Asociación María Ana Mogas” (AMAM).

Integramos este grupo: Inés, Solemma, María del Prado, María de la Soledad, María Delmira y Rosa Miriam. Todas nos hemos sentido muy emocionadas y comprometidas a seguir dando una respuesta positiva la Señor que nos llama, cuando y como Él quiere, a trabajar en su viña, cuyo evangelio ha sido el tema principal de nuestra celebración.

Estuvimos acompañadas por la Asesora y Animadora de España, Hermana Toñi y Ana María, por las hermanas de la Comunidad de la Casa Madre y un grupo de novicias que nos animaron con las canciones y con su presencia joven y entusiasta.

La Animadora de España nos presentó los Estatutos y nos invitó a estudiarlos y vivirlos responsablemente, ya en esta tercera etapa.

Nos sentimos contentas, comprometidas y agradecidas por todo lo que vamos recibiendo de cariño, acogida y formación cristiana en este proceso.

Por todo ello: GRACIAS SEÑOR, GRACIAS HERMANAS.

Galería de FOTOS

Comparte en tus redes