El Papa Francisco ha publicado un Motu Proprio titulado “Spiritus Domini”, que modifica un canon del Código de Derecho Canónico acerca del acceso de las mujeres al ministerio instituido del lectorado y acolitado

En la carta dirigida al Cardenal Ladaria, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, refleja lo que sigue: “… la decisión de que no sólo hombres sino también mujeres puedan ser instituidas Lectores o Acólitos es un signo y una respuesta al “dinamismo que caracteriza la naturaleza de la Iglesia”, un dinamismo propio del Espíritu Santo que desafía constantemente a la Iglesia en obediencia a la Revelación y a la realidad…”

La Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) ha mostrado en un escrito su agradecimiento al Santo Padre, y a todos los que han contribuido en el estudio y la investigación, para este nuevo paso que ve la participación ministerial de las mujeres en la Iglesia.

“El poder contribuir a la misión de la Iglesia, compartiendo los ministerios, nos ayudará a entender, como dice el Santo Padre en la carta, que en esta misión “se ordenan, el uno al otro”, ministros ordenados y no ordenados, hombres y mujeres, en una relación mutua. Esto refuerza el testimonio evangélico de la comunión.”

Puedes leer la Carta Apostólica íntegra pinchando en el siguiente enlace

Comparte en tus redes