El 22 de mayo de 2021, víspera de la fiesta de Pentecostés, después de un largo camino, fue posible llegar a la segunda etapa de nuestra formación.

Es tanta la alegría en nuestro corazón que no sabemos cómo expresarla a nuestros hermanos, comunidad y fieles en general.

Francisco de Asís, en quien se inspiró María Ana, un día se dejó tocar y seducir por Jesucristo. También nosotras nos sentimos desafiadas por el Señor a profundizar y reconocer el verdadero camino hacia Dios, viviendo las virtudes de María, Madre del Divino Pastor, dentro de la Asociación María Ana Mogas, en actitud de búsqueda, acogida, coherencia y constancia.

En este día tan importante de nuestras vidas, queremos agradecer a Dios por darnos a Francisco de Asís y María Ana Mogas, en quienes nos inspiramos y esperamos poner en práctica sus enseñanzas, que nos llevarán al crecimiento y testimonio de nuestra fe.

Estamos especialmente agradecidos a las Hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, que nos han enseñado con tanto interés y con su ejemplo nos han mostrado el verdadero significado de apreciar y saborear estas grandes verdades. Esperamos que también nosotros las llevemos a la práctica, con la ayuda de Dios nuestro Padre y María, Mediadora de todas las gracias.

Grupo de formandas del itinerario formativo AMAM

Comparte en tus redes