©
Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor
Hna Gertrudis Llamazares Fernández
L a   Hna   Gertrudis   nació   el   6   de   febrero   de   1870   en   Cerezales   del Condado   (León).   Sus   padres   eran   Agustín   Llamazares   y   Francisca Fernández.    Fue    bautizada    el    9    de    febrero    de    1870    en    la    iglesia parroquial   de   San   Juan   Bautista,   de   Cerezales   del   Condado,   recibiendo el   nombre   de   Dorotea;      recibió   el   sacramento   de   la   confirmación   en Vegas del Condado el 26 de mayo de 1890. E l   1   de   febrero   de   1896   vistió   el   hábito   en   la   Congregación   de   las Franciscanas   Misioneras   de   la   Madre   del   Divino   Pastor.   En   1896   emitió sus únicos votos como religiosa donada. R eservada    y    fidelísima,    se    le    encomendó    la    gestión    de    asuntos delicados, confianza que jamás traicionará.
A l   comienzo   de   la   guerra   se   refugia   con   un   grupo   de   Hermanas   en   un   piso   de   la   calle   del   Almirante;   la presencia   de   tantas   religiosas   provoca   protestas   del   vecindario   y   la   Hna.   Gertrudis   busca   otro   refugio.   Los milicianos   van   en   busca   de   una   Hermana   de   la   portera   y   allí   es   detenida   nuestra   mártir   junto   con   un   sacerdote, llevándolos   a   ambos   en   un   coche   hacia   un   lugar   desconocido.   La   página   146   del   libro   publicado   por   el Gobierno bajo el título "La dominación roja en España" dice así: "Hna.   Gertrudis   Llamazares,   religiosa   de   la   Comunidad   de   Terciarias   Franciscanas   de   la   Divina Pastora,   del   convento   de   la   calle   de   Santa   Engracia,   número   132,   (hoy   136)   fue   apresada   en   la portería   número   7   de   la   calle   Diego   de   León,   donde   estaba   escondida,   siendo   conducida   por   los milicianos   en   unión   de   una   señora   y   un   sacerdote,   ambos   desconocidos,   en   un   automóvil,   hasta   un pinar   de   la   carretera   de   Hortaleza,   en   cuyo   lugar,   después   de   ser   bárbaramente   maltratados,   fueron atados   los   tres   al   vehículo   que,   emprendiendo   la   marcha,   los   arrastró   hasta   el   pueblo   de   Hortaleza,   al que   llegaron   ya   muertos   y   completamente   destrozados,   siendo   pisoteados   y   profanados   los   cadáveres por el vecindario rojo" .   y   en   el   folio   84,   vuelto,   número   13   del   archivo   del   cementerio   de   Hortaleza   consta:   "A   las   17   horas   del   día   14 de   agosto   de   1936,   siendo   Juez   D.   Miguel   Morales   Cano,   apareció   en   el   km.   7   y   8   de   la   carretera   de   dicha Villa,   y   a   la   derecha,   un   cadáver   de   unos   65   años   de   edad,   calva   en   la   parte   superior   de   la   cabeza,   pelo rubio,   toquilla   negra,   saya   y   refajo,   pañuelo   negro   a   la   cabeza,   zapatos   y   medias   negros.   Llevaba   una faltriquera   de   rayas   blancas   y   negras   y   dos   monederos   que   contenían:   un   rosario   y   dos   cédulas   a   nombre de   Dorotea   Llamazares   Fernández,   natural   de   Cerezales,   (León),   nacida   el   6   de   febrero   del   año   1870, habitante   en   Santa   Engracia,   110,   colegio,   expedida   en   Madrid   el   21-111935.   El   otro   monedero   contenía diferentes   monedas,   importando   42   pts.   con   85   céntimos.   En   una   cartera   rota,   vacía,   había   un   cuaderno con   apuntes   religiosos,   varios   papeles   con   apuntes   de   compras,   otra   cédula   a   nombre   de   Flora   Gago Curieses,   de   Castrillo   de   Campo   (Palencia),   nacida   el   16   de   agosto,   estudiante,   habitante   en   Baltasar Bachero,   3;   además   un   recibo   que   decía:   Tengo   en   mi   poder   135   pts.   de   la   Hna.   Gertrudis   Llamazares (Juan   B.   Pardo,   27-3-1936),   un   rosario,   dos   cristos,   un   reloj,   una   cadena   de   bolsillo,   varias   medallas,   dos navajas,   un   alfiletero,   un   dedal,   un   tubo   con   alfileres,   un   lápiz,   una   piedra   y   una   goma   de   borrar. Falleció, probablemente, el 13 de agosto sobre las 13 horas, teniendo destrozo de la región cerebral". I nvestigaciones   posteriores   llevan   a   la   conclusión   de   que   sus   restos   mortales   reposan   con   otros   muchos   en una fosa común en el cementerio de las monjas de la Sagrada Familia de Hortaleza.
Volver